ASÍ FUE EL ÚLTIMO ADIOS A JOSE LUIS URIBARRI

El lunes 23 de julio falleció Jose Luis Uribarri, después de haber sufrido la semana pasada una hemorragia cerebral masiva por lo que fue internado de urgencia en Hospital Monteprincipe de Madrid donde permaneció ingresado hasta el momento de su muerte.
La noche del jueves pasado sus hijas tomaron la decisión de esperar un milagro hasta que el corazón resistiera y el corazón resistió aún casi cuatro días más.
La información hecha pública la tarde del miércoles en el programa Sálvame sobre el estado «gravísimo» de Jose Luis Uribarri sorprendió mucho a los vecinos de Las Rozas que hacía sólo 15 días le vieron como casi siempre hacía en un centro comercial al que acudía a tomar café a media mañana.
Es cierto que en esa ocasión se apoyaba en una muleta porque según explicó había sufrido un ataque de gota. Más recientemente tuvo que ser trasladado al hospital por lo que parecía una hernia discal que le impedía trasladarse por sus propios medios.

Inmediatamente se supo la gravedad del ataque ya que el cuadro médico explicó que se trataba de una hemorragia cerebral masiva.

A su hija Susana le pilló la noticia en Miami donde estaba trabajando e inmediatamente tuvo que buscar billete para volver al lado de su padre. Estos fueron sus mensajes desde el momento en el que se enteró de la noticia y que colgó a través de su cuenta de twitter:

«Pido mucho respeto porque mi hermana Alicia y yo nos hemos enterado hoy y estoy regresando con el corazón roto de dolor para estar con él»
«Gracias por vuestras muestras de apoyo y cariño que estoy recibiendo. Este dolor que siento estando tan lejos es inmenso»
«Gracias a todos de corazón. Pero este dolor no puedo ni explicarlo…solo rezo y le pido a Dios un milagro…Papá te quiero»

Desgraciadamente el destino no ha querido que Jose Luis se recuperara y hoy el titular es uno que jamás hubiéramos querido dar ya que además de compañero ha sido nuestro amigo. Jose Luis ha muerto.

CUARENTA Y TRES AÑOS EN TVE

En la web de Rtve tan pronto como se supo su fallecimiento se colgó el recuerdo de todo el tiempo que Jose Luis permaneció en la que él siempre consideró su casa. Por su valor en estos momento reproducimos algunos de sus párrafos.

Los más jóvenes conocen al popular presentador por haber comentado el Festival de Eurovisión. Sin embargo, la imagen que tienen en sus memorias padres, abuelos y hermanos mayores es la de un más joven Uribarri presentando telediarios, junto a Jesús Álvarez o David Cubedo, y sobre todo por el programa musical Aplauso, que se comenzó a emitir en 1978.

José Luis Uribarri se matriculó en Derecho pero abandonó la carrera para ponerse a trabajar. Aprobó los exámenes de acceso a Radio SEU, posteriormente llamada Radio Juventud de España, y optó por dedicarse exclusivamente al medio radiofónico. En 1958 ganó un concurso de talentos, Caras nuevas, y se incorporó a la plantilla de Televisión Española, entonces ubicada en Paseo de la Habana.

Tal vez alguien recuerde el primer spot que protagonizó, y en el que anunciaba el reloj Duward dos veces al día: «Hora Duward, hora exacta». En 1961pasó al equipo de informativos y también intervino como presentador en programas como Primer éxito, Salto a la fama, Primer aplauso, espacios musicales, concursos, retransmisiones deportivas y taurinas.

En una entrevista de 2001 en la revista Antena de Radio y Televisión, el presentador rememoraba momentos especiales de sus programas. En los espacios de artistas noveles falseó la edad de Mari Ángeles de las Heras -luego Rocío Dúrcal-, que ganó la canción española con 15 años. Para que pudiera participar en TVE, Uribarri dijo que tenía 16.

Un programa que le marcó fue TVE es noticia, dedicado a informar de la programación de televisión, al igual que Aplauso. En total, formó parte durante 43 años de la cadena pública, una larga trayectoria que le enorgullecía. «Soy un caso único de permanencia en TVE», contaba en 2009 en el Magazine de El Mundo.

El espacio de televisión que sin duda ha hecho que el incombustible presentador pase a la historia ha sido el Festival de Eurovisión. En total ha comentado 18 ediciones entre 1969 y 2010. A pesar de jubilarse en TVE en 2001, Uribarri siguió ligado a la cadena pública para narrar el eurofestival.

«Mi cordón umbilical con generaciones de espectadores desde el año 57 al día de hoy ha sido y es Eurovisión, que me ha permitido ser conocido generación tras generación», contaba el abulense en un encuentro digital en RTVE.es en 2008.

La última vez que retransmitió el eurofestival fue en 2010, edición en la que Daniel Diges representó a España en Oslo. Dos años antes comentó la gala en la que actuó Rodolfo Chikilicuatre, en Serbia, en 2008. Aunque no fue santo de su devoción, acabó aceptando el «Baila el Chiki Chiki» porque había sido decisión de la audiencia. A pesar de que creía que el festival de la canción perdió el rumbo durante algún que otro año, desde 2009 observó que primaba «la calidad frente al espectáculo».

Hoy martes 24 es la fecha del último adios a Jose Luis cuya despedida ocurre en el Cementerio de Pozuelo de Alarcón.

ASÍ FUE LA DESPEDIDA DE JOSE LUIS

José Luis Uribarri, ha recibido hoy sepultura en el cementerio municipal de Pozuelo de Alarcón (Madrid), rodeado de sus tres hijas Susana, Alicia y Laura, así como del resto de familiares, y amigos.

El féretro que trasladaba sus restos realizó un breve recorrido de la capilla del tanatorio al cementerio municipal, encabezado por las hijas del primer matrimonio de Uribarri con Alicia Mansberger, Alicia y Susana, acompañada de su pareja, Darek, y Laura, hija del segundo matrimonio con Amparo Losada.

Susana Uribarri ha dicho hoy que «lo único» que desea es que su padre «descanse en paz» y que tiene fe en que va a estar con ellos «toda la vida y siempre».

Silvia Tortosa, una de las presentadoras de Aplauso, ha dicho de su amigo de «más de 30 años» que fue «un maestro de la palabra, un maestro de la televisión y la radio.

Visiblemente afectado, Miguel de los Santos ha recordado que él era seguramente «el compañero y amigo más antiguo» de Uribarri. Una amistad que se remonta a los 18 años, «años muy duros pero, también, muy divertidos».

Descanse en paz, el maestro, compañero y amigo.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.