Un libro que descubre a LINA MORGAN…MUCHO MÁS QUE UNA CÓMICA

Recomendamos el libro «Lina Morgan, mucho más que una cómica» de Jesús García Orts que trata de sus trabajos en el cine, teatro y la televisión y la radio. Y algunas anécdotas desconocidas.
Esto es lo que dice el propio autor de su libro.

Lina Morgan en 65 años de profesión ha realizado unos 60 espectáculos, 25 películas, 6 series de televisión, programas de radio, publicidad y con más de 100 premios que alaban su trayectoria. En la biografía cuento sus infancia, sus primeros pasos, su primer idilio con Manolo Zarzo . El duro camino hacía el primer puesto del cartel. Lina viene de una familia humilde que consta de cinco hermanos. Los tres varones ya fallecidos a la temprana edad de los 54-53 años de edad. Su hermana Julia también trabajó de bailarina durante muchos años y en ocasiones con su hermana.
Aunque Lina siempre ha sido el “patito feo” de la función, su juventud es muy alejada de aquel personaje. Era guapa, delgada, simpática y con gran vis cómica. Pero aquellas medidas no eran las de la época. Mujeres despampanantes. Precisamente, la gran vís cómica causó malos rollos con las estrellas de los espectáculos. Lo cierto es que Matías Colsada no la dejó trabajar “porque se comía a la tercer, la segunda y hasta la estrella”.
Cuento la importancia que la familia tiene en una mujer como Lina. Mujer que ha sacrificado en multitud de ocasiones su vida por el teatro, por su familia. Una familia que poco a poco ha ido desapareciendo. Bajo y subió los escalones del éxito muchas veces, sin ayudas de nadie. Ha conocido el fracaso y el rotundo fracaso. Y en más de una ocasión se la ha jugado económicamente. En la biografía se cuentan las cosas como ocurrieron. Muchos han sido los que se han adjudicado el éxito de Lina, presumiendo de ser su descubridor. El autentico descubridor de Lina ha sido el público. Ha padecido el engaño, el aprovechamiento de algún empresario que hasta que pudo intentó ganar dinero a su consta.
Lo ha pasado muy mal en muchas ocasiones. Ha luchado por ser una mujer importante y ser querida por todo el mundo. Ha creado un personaje y ha hecho de ella misma un género en el teatro. Un teatro que han intentado denostar. Le han atacado en ocasiones injustamente la crítica y algún compañero de profesión que no estaba conforme con sus éxitos. Y sobre todo, ha conseguido ser un personaje en mayúsculas sin dar escándalos, sin exclusivas y salvaguardando su vida privada. Mérito que el público siempre le ha reconocido.

Lina es muy solidaria. Cosa que no le gusta que se sepa. Nadie sabe que quiso montar una fundación. Qué no la dejaron adoptar un niño. Que quiso ser “payaso”. Decidió no ir a trabajar al Lido de Paris o Mexico o Argentina, donde han reclamado su presencia.
Que espera del cine su gran oportunidad. Ha rechazado ofertas de Pedro Almodóvar, Berlanga o de la familia Querejeta. Estuvo a punto de comprar un teatro en Valencia, otro en Barcelona y de hacerse con el Alcázar de Madrid. Todo por su amor al Teatro. Ha ganado dinero, pero no tanto como se dice. Y siempre invirtiéndolo en causas benéficas y sobre todo en el teatro.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.