Una escapada de lujo por la COSTA DE AMALFI

Un recorrido sólo apto para viajeros sibaritas deseosos de vivir experiencias únicas y exclusivas a buen precio. Eso es lo que nos propone Sandra Mancebo en esta crónica que narra su escapada a uno de los rincones más hermosos de Italia: la costa de Amalfi. La periodista nos desvela las claves para disfrutar de uno de los destinos más elitistas del momento a precios “low cost”. Tomar buena nota:

 

Seguro que os habéis preguntado mil veces dónde veranean los ricos, ¿verdad? Pues acabo de volver de uno de esos destinos: la costa amalfitana.

Está ubicada en el sur de Italia, en la región que se conoce como Campania, al lado de Nápoles.

Está claro que yo no pertenezco a esa clase social, así que os voy a dar unas pistas para veranear como ellos sin que se resienta demasiado la cartera.

Para los vuelos, mirar en Easyjet, destino Nápoles. Hacerlo con muchos meses de antelación, porque el precio sube bastante. Una vez allí, podéis alojaros en Nápoles (más barato), o podéis dormir en Sorrento, que es un poco más caro, pero no demasiado, y es una monada.

Para moveros de una ciudad a otra, utilizar el tren y el autobús mejor que el coche, por dos motivos: si vais en temporada alta, no hay manera de aparcar, y porque la famosa carretera de la costa está llena de curvas imposibles y acantilados de vértigo que hay que saber sortear con mucha pericia sobre todo en algunos tramos cuando te cruzas con un autobús.

Con el tren directo desde Nápoles, en una hora, llegas a Sorrento. Esta localidad es uno de los destinos turísticos más populares del mundo. Tierra de limoneros y cuna del famoso licor limoncello, es la protagonista de la célebre canción Torna a Surriento. Desde sus múltiples miradores, puedes disfrutar de unas magníficas vistas de los impresionantes acantilados de la costa, así que como del Golfo de Nápoles y el volcán Vesubio. Serpentea por sus calles llenas de pequeñas tiendas y cómprate uno de sus famosos bolsos de tela de vivos colores. Si quieres disfrutar de un baño en aguas cristalinas, coge el autobús que va al Capo di Sorrento y llega a los Baños dela Reina Giovanna.Antesde coger el autobús, en la misma calle a unos 50 metros, una heladería frecuentada por personajes y actores conocidísimos que hará las delicias de los más golosos, más de 30 variedades y una textura… Sin palabras, repetirás seguro.

 

Sorrento es uno de los destinos turísticos más populares del mundo. Tierra de limoneros y cuna del famoso licor limoncello, es la protagonista de la célebre canción Torna a Surriento.

 

Otra de las ciudades imprescindibles en nuestro recorrido, es Amalfi, a 1 hora y  30 minutos en autobús desde Sorrento. Tan sólo la visita a su catedral merece desplazarse hasta allí. Después de recorrer sus callejuelas y disfrutar de una porción de pizza de patatas fritas con salchichas!!!, baja hasta el puerto que tiene mucho ambiente y coge un barquito para visitar la Gruta Esmeralda y disfrutar de sus aguas de tonos verdes mientras el barquero te canta alguna canción típica napolitana.

 

La catedral de Amalfi es de visita obligada. También puedes coge un barquito en el puerto para visitar la Gruta Esmeralda y disfrutar de sus aguas de tonos verdes mientras el barquero te canta alguna canción típica napolitana.

 

Y la tercera parada de la costa, la joya de la corona, sin lugar a dudas, es Positano. Un delicioso pueblo enclavado en la ladera de la montaña que rebosa encanto en cada rincón. Disfruta de las calles empinadas que discurren entre las casas a lo largo de la montaña, y que van a parar a la playa, deléitate con una sabrosa receta napolitana en cualquiera de sus restaurantes a pie del puerto, y relájate en la playa mientras contemplas las casitas encaramadas ala montaña. Siquieres disfrutar de sus aguas cristalinas, alquila una hamaca en el bar que está enclavado en las rocas a la izquierda de la playa, o date un paseo de 10 minutos hasta la playa del Fornillo.

 

Positano es un delicioso pueblo enclavado en la ladera de la montaña que rebosa encanto en cada rincón.

 

Frente a la costa de Amalfi, se encuentra la isla del glamour y del lujo, Capri. Un recorrido en ferry de 45 minutos, te llevará hasta ella. Nada más llegar reserva un barco para dar la vuelta a la isla y entrar enla famosa GrutaAzul(hay que tumbarse literalmente en la barca para poder pasar por el agujero!!!). Coge el funicular desde el puerto y sube a Capri, y aunque tu monedero no te permita darte un capricho en ninguna de sus tiendas de primeras firmas, pasea por sus calles y saborea el ambiente. Desde Capri, coge un bus a Anacapri y pasea por sus tranquilas callejuelas, y coge otro autobús para llegar a la playa de Marina Piccola, la mejor de la isla para darse un chapuzón en sus límpidas aguas.

 

Frente a la costa de Amalfi se encuentra Capri, la isla del glamour y del lujo.

 

Y si después de tanta visita necesitas un día de relax total en un entorno paradisíaco, coge el tren que va a Sorrento y bájate en Scrajo. Una playa privada, con sus hamacas, sus sombrillas, su bar para comer o tomarse una copa, una piscina termal junto al mar y unas aguas tan claras como si te estuvieras bañando en una piscina, enclavada en mitad de los acantilados de las costa sorrentina. Un verdadero gustazo!!!

 

 

Por Sandra Mancebo

http://sandramancebo.blogspot.com.es/

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *